Cercar en aquest blog

diumenge, 11 de novembre de 2012

La vaga és el teu crit




Habrá quien piense que no puede hacer huelga porque no tiene trabajo al que faltar: cerca de seis millones de parados a los que nadie podrá descontar un día de sueldo. Otros no se atreven a secundarla, por miedo a represalias en su empresa, ya que desde la última reforma laboral es más fácil y más barato despedir, y está también en manos del empresario cambiar las condiciones de trabajo o reducir el sueldo al margen del convenio. Y en línea con esto último, hay un tercer sector de trabajadores cuya penuria económica les hace muy cuesta arriba perder un día de sueldo, pues bastante justos andan ya.

Tres motivos posibles para no hacer huelga: estar en paro, tener miedo, pasar estrecheces. Son exactamente los tres principales motivos por los que sí hay que hacer huelga el miércoles; tres razones de peso para unirse a la movilización del 14-N.

En primer lugar, el paro. Huelga contra una política económica que sigue sumando parados de cien mil en cien mil sin mover un dedo; contra una reforma laboral que ha puesto alfombra roja para los despidos en masa; contra un gobierno que renuncia a intentar otra cosa, acepta que 2013 sea un año perdido, y nos condena a años de elevado desempleo.

En segundo lugar, el miedo. Si en la huelga anterior conocimos muchos casos de coacción empresarial contra trabajadores para que fuesen a trabajar, hoy es todavía más poderoso el chantaje, hasta el punto que muchos trabajadores ni siquiera lo necesitan, pues lo han interiorizado, como pasa con la censura en los regímenes autoritarios. Entre la presión del elevado paro, y una reforma laboral que puso en la mano de la empresa todo el poder, el miedo ambiental es mayor que nunca. Y contra eso es más necesario protestar, porque si hoy no haces huelga por miedo, puede que no tengas más oportunidades en el futuro, seguirás perdiendo derechos.

En tercer lugar, la penuria. Una huelga general contra el empobrecimiento generalizado de los trabajadores, contra el aumento de la desigualdad y la exclusión; y contra la transferencia descarada de riqueza desde la clase trabajadora hacia el sector financiero, la gran empresa y las rentas altas, mediante rescates bancarios, banco malo y el desmantelamiento y privatización de lo público.

Hay muchos más motivos, pero esos tres ya justifican hacer huelga. Además, los parados deben saber que sí pueden secundarla, pues no sólo es laboral, también de consumo y de usuarios de servicios públicos, además de poder participar en las movilizaciones de ese día. Por su parte, quienes tienen miedo deben pensar que cuantos más seamos, más podremos protegernos unos a otros, a la manera en que los ciudadanos hemos acompañado a tantos colectivos en lucha últimamente. Y quienes se ven ya demasiado pobres como para perder un día de sueldo, que sepan que aún se empobrecerán más si no conseguimos detener a los fabricantes de miseria.

Quienes más motivos tienen para hacer huelga el 14-N son precisamente quienes más difícil tienen participar. Y por paradójico que parezca, no poder hacer huelga es el mejor motivo para hacerla.

3 comentaris:

  1. Sí a la vaga ciutadana per al #14N. Es tracta d'una mobilització d'àmbit europeu que també tindrà lloc als països que, com nosaltres, estan patint les greus conseqüències de l'austericidi que ens imposen les polítiques de la troika.
    Portugal, Grècia, Itàlia, ...
    Tenim una oportunitat per plantar-nos i exigir una moratòria en el pagament del deute. Perquè les persones estan per davant dels bancs.
    NO devem, NO paguem!

    ResponElimina
  2. ¿Y si un día nadie hiciera la comida?
    "Nos parece que si dentro de una huelga general no se habla de una parte del trabajo, la reivindicación es incompleta. El trabajo de cuidados es esencial para la vida y queremos salir a la calle para reivindicarlo." Hacer una huelga de cuidados de forma estricta sería un caos, por eso se trata más de una huelga simbólica pero con gestos potentes. "Nadie puede dejar de dar de comer a un familiar enfermo o de cambiar unos pañales, pero sí, por ejemplo, no llevar a sus hijos al colegio ese día o no involucrarse algunas en tareas de cuidado", dice.
    La convocatoria está moviéndose en varias ciudades españolas y muchas asociaciones están apoyándola.
    http://www.eldiario.es/economia/Huelga-cuidados_0_66843764.html
    En València:
    http://www.nodo50.org/xarxafeministapv/?14-NOVEMBRE-VAGA-GENERAL-pero

    ResponElimina
  3. ja ho va dir el genial Benedetti:

    "Acá hay tres clases de gente: la que se mata trabajando, las que deberían trabajar y las que tendrían que matarse".

    Mario Benedetti (1920-2009) Escritor y poeta uruguayo.

    Perdoneu, però, algú ho havia de dir, que estem fins als ovaris :-((

    ResponElimina

EL TEU COMENTARI NO ES PUBLICARÀ SI:
- L'escrius anònimament. Escriu el teu nom o busca't un pseudònim.
- És ofensiu i gens respectuós. Apren a raonar.
- Ho escriviu tot en majúscules.
- Es desvia de la temàtica tractada. Escriu un correu a valladacity@gmail.com o fes-te col·laborador si vols escriure sobre una temàtica nova al nostre bloc.

Gràcies per opinar.