Cercar en aquest blog

dissabte, 29 d’agost de 2009

Falta de educación y poca vergüenza.


En primer lugar manifestar que esta queja no va en contra del ayuntamiento, sino más bién hacia determinadas actitudes y comportamientos de algunos convecinos de nuestra localidad.

En primer lugar me gustaria que la gente tuviera un poco más de conciencia ecológica y se preocupara un poquito de mantener más limpios los alrededores de la piscina de la saladella. Colillas, cascaras de pistachos, botes de bebidas y botellas de plástico decoran los alrededores de la piscina. ¿Tanto cuesta echarlos a la papelera? ¿En sus casas dejan la basura y las colillas en el suelo? No cuesta tanto mantener limpios los alrededores con sólo un pequeño gesto.


Y en segundo lugar manifestar que hay gente muy mísera hasta el punto de llevarse a sus casas las sillas que el ayuntamiento coloca en fiestas para los actos públicos.

De muchos és sabido que hay quien se lleva las sillas de plástico a su casa, prueba de ello es que año tras año hay que comprar sillas nuevas para mantener el mismo número. Estas fiestas un policia local consiguió recuperar 15 sillas que algunos vecinos trataban de llevarse a sus casas.

Al encajar bién unas dentro de otras y pesar poco resulta fácil llevarse 4 o 5 sillas en un viaje.

¿Quantas se llevaran y no seran vistos?


Pienso que si todos tuvieramos un poco más de honestidad y sentido común nos irian mejor las cosas.

Anónimo.



De t